11 abr. 2012

56


Buscaba la mejor manera para matarse. Qué desgracia, la tragedia toca puertas en cualquier familia a cualquier persona. No hay dios por culpar, no hay objeción. Todo es vacío y perfecto. Le preguntan por qué lo hace, contesta que le aterra poder ser tan feliz. Vivir es abrumador, sentir la euforia de los acontecimientos. Llenarse como pila de agua con mares, plata, flores, vicios. Trascender las capacidades físicas, moverse en equilibrio, presentar todas las máscaras necesarias. Como en un juego. Ligero, alegre, perfecto. Es un gran juego, es demasiado placentero, aterrador. Demasiado bueno para ser verdad.

_Me dijeron que era pésima, desde que nací me lo han dicho. Me engañaron y ni siquiera se dan cuenta. Me dijeron que era pésima, me han engañado y no se dan cuenta. Mientras, yo me muero de asco porque no puedo creerme. No me caben sus máscaras pero sin máscaras me siento fea. Me han engañado. Me juraron que era pésima._

Da miedo verla. A mediodía está como anestesiada. Su parálisis lo interrumpe uno que otro sollozo. Salen muy apenas, ligeros como suspiros. Su procedencia casi imperceptible pareciera un incoloro vacío como el fin de todos los caminos. No puede sentir tristeza. No puede llegar a comprender. Eso piensa y huye. Es demasiado grave la realidad, 9.8m/s impuestos por una fuerza que se siente, pero que puede ser torcida. Ya ni recuerda qué significan la "m" y la "s". Es muy amable con la naturaleza. 

La vida no vale nada, no vale nada la vida.
Por qué le quieren encontrar valor a todo. O vale o no vale. Exactamente qué determina si vale, lo material, lo emocional, el conjunto de características experiencias y virtudes que acumula una persona a lo largo de su vida, su reconocimiento personal, el reconocimiento de otros, paz y equilibrio mental. Por todos lados estamos observando a ver si la vida de equis o ye individuo vale, si es mejor o peor que la de uno. Ah yo no estoy tan mal porque él es igual o peor. Todo es un constante reflejo de lo externo, todo nos mancha, somos el lienzo de unas manos artísticas sin cuerpo. Puras manos. ¿Por qué nosotros no somos reflexivos? 

2 comentarios:

  1. Insinuación:
    - Hola.
    - Hola.
    - ¿Qué haces aquí afuera?
    - Nada, que quise salir un rato.
    - No acostumbras a salir de esa forma… y menos en presencia de invitados.
    - Bueno, quise ver las estrellas.
    - Mientes!, aún con todos estos años no puedes engañarme… he llegado a conocerte. Algo te preocupa y lo sabes. No lo puedes ocultar.
    - Bueno, ¿y qué más da? Te agradezco tu preocupación, pero a veces también quiero pasar momentos solo.
    - Con que es eso… todavía te atormentas a ti mismo. Vamos, deja de pensar en ella.
    - Sabes que no puedo... a veces me pregunto si esta es la vida real o si solo es una fantasía (1).
    - No te dejaré hasta que me digas lo que te pasa… recuerda lo de la otra vez.
    - Puff… te aburriré con mis historias y mis tormentos.
    - No importa, estoy seguro que puedes ofrecerle mucho, sólo debes intentarlo!
    - ¿Quieres que cargue con mis sueños e ideales? ¡Sería destruir su mundo!
    - No se trata de eso! Se trata de construir un nuevo mundo entre ambos!
    - Vaya… y me lo dice el experto. En momentos como estos… desearía no haber nacido (1).
    - No digas eso! Y aléjate de ahí.
    - Vamos… sabes que no lo voy a hacer… lo que necesito es escapar a las montañas… eso es todo.
    - ¿Y por qué no lo intentas? Díselo!
    - ¿Para qué? Una vez que me declare culpable, mi castigo será su indiferencia… como ya ha pasado.
    - No pierdes nada si vuelves a intentar.
    - ¿Nada? Cada mañana que me levanto, muero un poco… (2)
    - Bueno!… sabes, intento ayudarte, si quieres puedes hacerlo ahora mismo, no te detendré!
    - No!, ¿por quién me tomas? Tal vez sólo necesito pensar en ello… pensar me ayuda bastante.
    - La verdad, ya no sé quién eres, qué te pasó o quién te lo hizo.
    - Si hay un punto… Si hay una razón para vivir o morir… (3)
    - Te dejo. Pero por favor, no cometas una estupidez. Estaré adentro por si quieres hablar.
    - Quédate tranquilo.
    Se sentó en la orilla mientras contemplaba las estrellas. Había algo especial en aquella noche: por primera vez no habían nubes que le taparan la vista y la luna estaba arriba, llena y espléndida. Meditó en ella mientras miles de pensamientos recorrían su cabeza… y de pronto, lo comprendió todo!. ¡Vida, muerte, amor, sufrimiento!… Pero algo no estaba bien, sabía que no había marcha atrás y su cuerpo se resistía a responder al movimiento. Lentamente, la luna se volvió borrosa y comenzó a arrastrarse en el cielo; al mismo tiempo que las estrellas, fugaces, se movían rápidamente ante sus ojos… ¡Hasta que no llegó a sentir nada!
    ---
    Despertó en una playa, las olas lo impulsaron hasta la orilla. Con dificultad, logró apoyarse sobre la arena, pero aún no distinguía las imágenes… salvo una sombra que sobre él se proyectaba. Entonces, pudo ver que ante él, estaban unos pies sobre la arena blanca y en uno de ellos había una marca. ¡No lo podía creer! Alzó la vista y ahí, frente a él y de pie, estaba ella extendiéndole la mano.
    - Bienvenido a casa.
    (1) http://www.youtube.com/watch?v=fJ9rUzIMcZQ
    (2) http://www.youtube.com/watch?v=cxbFLYa0_bw
    (3) http://www.youtube.com/watch?v=GmHgdLKwU8U

    ResponderEliminar
  2. Creo que no he entendido muy bien pero gracias. Aprecio el contacto y los comentarios :)

    ResponderEliminar