26 may. 2012

Nocturno a Sunny Savoy


A raíz de Ciclos de almas, coreografía en el XXVII Encuentro Metropolitano de Danza Contemporánea.

[Mientras veía y al terminar sentí las ansias de cantar por ustedes bailarinas pero los versos no fluían. Dormí y desperté a las tres de la mañana, ahora son casi las siete y aquí les presento mi ofrenda y mi regalo. Gracias por las bailarinas y por la danza.]


Nota: no sabía que Sunny Savoy es una persona, qué hermoso entonces, gracias Sunny por tan bonita expresión, fue un placer inmenso presenciarla.
____________________________________________

Nocturno a Sunny Savoy
Especialmente a una de sus bailarinas que aún no sé cómo se llama

Cuatro cuerpos sensuales en escenario
¡luces! comienza la música
es tu turno bailarina, baila

Entre vueltas y lances
creo descubrir la raya blanca de tu seno
quítate la blusa
no imagino el color de tus pechos

Entre ritmo y vibraciones
avanzan invisibles
gusanos de posibilidad
¿Cómo te llamas?
¿Cuántos años tienes?
¿Dónde puedo encontrarte?

La fantasía compañera
de todos los espectáculos
amiga y consejera
antes, en la butaca a mi lado
susurraba secretos tuyos

Cada paso un regalo finito
el universo en un segundo
tú, de punta a punta
tú y las demás
el movimiento
la música
el aire
el público

Una obra de arte
arte del instante que ya pasa
rápido, otra serie
dos
tres
cuatro

Estoy absorta, palpitante
pendiente de cada vibración
del largo letargo de sus piernas
de sus rostros al aire
sus cuerpos ligeros, idílicos
absorta en sus ritos de ave
perdida
enamorada
desfalleciente
y sobra todas
tú, bailarina-felino
como león joven
sobre todo en ti
a ti
para ti
contigo
no
el espectáculo
el arte
el amor

El universo existe donde mis ojos te ven
ambos escurren como el tiempo
que tu cuerpo conoce de memoria

Termina, reanuda, palpito
siguen moviéndose
serie de hermosas fotografías
diosas de oriente
cuando bajaron de la luna
envueltas en sedas blancas
bailando
jugando
riendo
serie de sueños para el pescador de ilusiones
que dejó de ver el agua turbia
y miró alto

Alto como te miro
altas como sus alas
como tu cuerpo todo bailarina
dibujando en el aire
vapores espesos de esperanza
de sueño inconcreto
de sustancia dulce-amarga
como la conciencia
de saber
que el universo se prende y se apaga.

20 may. 2012

Sola


Se acabó la película y nadie entendió qué pasó. Algunos permanecieron hasta después de los créditos esperando el final sorpresa que explicara todo. Nunca llegó. Me quedé sola. Pensé que había venido con alguien, que veríamos juntas la película y después iríamos a cenar o por un café, pero me di cuenta que estaba sola, en una sala de cine vacía, frente a una pantalla negra. Quisiera recordar de qué trataba la película. En algunas partes me había reído, por eso pensé que estaba con alguien. Sentí que se reía conmigo. Pensé que estaba ahí con alguien que también estaba conmigo, pero se acabó la película y ni yo ni nadie supimos qué pasó. Sólo me di cuenta que estaba ahí y que estaba sola.