17 nov. 2009

Desahogo 1

Desgárrame aire y llévame contigo
hunde en mi carne tus hojas finas
asfixia mis sentidos y atrápame
acerca tu boca a mi boca y exhala
tu veneno frío.

Mejor muerta contigo que como muñeca sonriente.
Mejor muerta contigo.
Mejor abraza mis huesos desnudos
y completa lléname de besos.

En el panteón donde los cuervos comen
alza tus brazos perversos.
Quiero divertirme y ver
la diferencia puerca de sus cuerpos.

Estoy enojada contigo, amante,
amante querido. Porque sin ti
mis pezuñas suenan fuerte
y contigo, mis colmillos muerden lento.

No sólo eres tú la razón de mis blancos ojos.
Así culpables son la tierra y el cielo.
Así culpable es mi sangre y mi veneno.
Así culpable es mi corazón de niño bueno.

Ya están mis cabellos todos en el suelo.
Ya están mis dedos sangrantes en su punta.
Ya están mis cuencas solas, mis dientes chuecos.
Ya está mi sexo roto y deshecho…
¿Ya están contentos?

Mátame, mátame ahora aire mío
aprovecha mi caída, y en deceso lento
llévame al verdadero centro.
Quiero escuchar a tu hermano viento.

10 nov. 2009

Soledad

-Lo que quiero que me hagas

Quiero que me mires con tus ojos de hielo
y que en la ausencia ajena me desnudes.
Quiero que mi piel se enchine de frío
y que mis ojos completos se derramen.


-Lo que me estás haciendo


En tu corte me titulo la señorita más destacada
y en tu cuarto, por ti la más amada.
Ya voy camino a la hoguera con la cabeza en las manos
y me río, me río burlando mi talento con la pluma.


-Lo que me has hecho

En mi tierna infancia, cuando me percaté dela locura
mis lágrimas fungieron como tinta, fuente de versos bellos.
Bellos del absurdo rencor, bellos de agrio espanto
mas no más, ahora, solo cascadas del vacío.

16 oct. 2009

Casa vacía y manzana devorada

Que rico es tener una casa vacía. Cuando en la casa sólo se encuentra uno, el amante, que ya es casi pariente de la puerta trasera (en el mejor de los casos) puede entrar erguido por la puerta principal. Si ese fuera el caso podría yo presentarlo con mi gata, con mis flores y yo gozaría, pero no, lamentablemente yo sufro con una casa tomada. No así como en el caso de aquél magnífico cuento, donde los invasores no tienen ni cuerpo ni rostro, mi casa está tomada por los dueños del viejo pensamiento. En mi casa viven el pudor y el temor al sexo, en mi casa se encuentra la incomprensión al deseo carnal, sobretodo si esa carne comparte un suave parecido con la mía.

Entiendo bastante bien el dolor o incomodidad que debe sentir el manzano si frente a él alguien come su fruto pero mi pregunta es al árbol. ¿No prefieres saber qué boca muerde a la manzana? ¿No es más reconfortante ver que tu fruto nutre un cuerpo bello y una mente sana? Mejor saber, que imaginar a aquella delicia roja siendo devorada por cerdos.

27 sept. 2009

La chanson du robe (Part I)

Hear me out, the sad story I have
in my heart it's still aching with grief
in here there's no princess nor prince
just a dress black, forgotten, and missed.

It all started in a beautiful place
with bright lights and people buying no rest
and in came a godess of red
and there she found the dress.

I don't know it it was love at first sight
or perhaps there was something aside
but I'm telling you how perfect they matched
and I'm telling, the goddess? Don't mind.

It was the dress soft and silky like rain
It was the night of its core of its mind
It was the cascade-like lenght of its heart
It was the dress, believe me it was the dress.

CONT...

9 sept. 2009

F

Nadie hace caso y nadie se da cuenta pero allá en el banco de la esquina una niña siente las texturas. Está sentada, sola, ajena a todo lo demás y pasa sus manitas una y otra vez, lento, sobre la superficie del banco. Su largo cabello quebrado oculta su rostro placentero, su sonrisa delicada. Con sus manos, catadoras del universo, descubre todas las verdades.

El banco aparentemente liso oculta a la vista ingenua sus montañas y sus pozos, sus desiertos y sus bosques y solo las manitas inocentes sienten, con pasión inmensa, aquellas maravillas. Pero este cuento no es alegre, si no triste, pues de pronto muestra tristeza el ceño hermoso. Es correcto, ha comprendido bien, ha sentido por fin la repulsión.

Por eso no todos podemos sentir el banco, él no nos deja. Existe, como barrera infinita, esa energía transparente y traicionera. Ella no nos deja sentir la textura del banco y no contenta con ello nos engaña y ríe. Por eso la niña ha retirado ya las manos, entendió al fin que será imposible para ella, y para cualquiera, de verdad sentir el banco.

27 jul. 2009

Para ti Carmela

Carmela, tengo que confesarte algo.

Te amo, te quiero, te deseo, por ti muero y revivo solo para morir otra vez, por ti mato y me mato y rio y lloro e imploro un no sé qué. Cada vez te amo más, cada vez me odio más, cada vez que sale mi voz recia, me ahogo en oscuridad. Quisiera no ser tan joven pero quisiera jamás envejecer, quisiera tener valor para enfrentarme a mí misma, para aceptar lo que estoy pensando pero no sé, no tengo idea. Ojalá no existiera en forma, ojalá solo existiera en ser y así podría estar contigo sin lastimarte sin perderte ni ganarte. No quiero saber que va a pasar porque todo lo que veo es triste o frágil, esto necesita ser roto o renovado y creo que ambos van a doler.

Carmela, mi niña querida, mi gracia andante y divina, puedo existir y puedo vivir sin tu compañía pero que horrible y desgraciada sería. Cuantos cuerpos veo, todos desnudos frente a mí pero mi mirada esta perdida, yo misma estoy vacía y sé que te quiero a ti. Te quiero Carmela, te quiero, aunque eso no sea suficiente. Sabed que como tu nadie, que como nadie solo tú. Sabes que no importa lo que pase, como nadie solo tu.

10 may. 2009

Bestia

En un cuarto oscuro aguarda la bestia. Sus ojos jamás se cierran y sus extremidades sangran. Está aguardando a que la niña vaya a darle de comer. La dulce niña de diez veranos saca de su pecho la llave de plata. El crujir del fierro despierta los sentidos y el hambre de la bestia pero sus cadenas son muy fuertes y no se sueltan. El vestido de la niña no se mece ni brilla, en ese cuarto oscuro no hay luz ni aire, solo los ojos brillantes y el aliento fétido de la bestia. La niña no teme, ella quiere a aquella bestia. A ella no le importa si la bestia la come, la mata, la rompe, ella siempre querrá a la bestia. La niña de nueve inviernos llora al cerrar la puerta, esta vez se ha quedado sin mano, anteriormente se quedó sin pierna. La bestia gruñe mientras devora la carne, lloraría si pudiera pero su naturaleza es fija, ha nacido bestia y para siempre será bestia.

La muchacha de quince otoños viene para alimentar a la bestia. Huele la carne podrida, la bestia debe estar enferma. Se apresura abriendo la puerta, se desnuda y se acerca. La bestia se la come toda y después se cierra la puerta.

1 may. 2009

Jeanette

Me gustan tus ojos enfermos.
Me gusta tu mirar perdido.
Me gusta el vidrio y el vino
que de ellos se vacían.

Me gusta tu piel verde.
Me gusta tu cuerpo frío.
Me gustan las horas que pasan
desde tu muerte a tu destino.

Jamás quisiera perderte
Aunque tenerte pareció exiguo.
Jamás podré retenerte
Aunque dejarte no es excesivo...

Buen viaje y adiós,
cadaver lindo
mujer domada
lirio perdido.

25 abr. 2009

Estornudo e influenza

De todo el conjunto de males que hay
Creo que ahora ese me da más terror
Es horrible y espantoso, vida mía, créeme
Que me rechinan los dientes y la espina se me enfría
Al imaginar el mar de inmundicia que sale de tu boca


Han muerto muchos, ¿lo sabes?
Fueron víctimas de tus porquerías
Por eso tienes los ojillos cerrados
No toleras la inmundicia


Estamos a lado de los sabios
Cegados por su invisible blanca vestimenta
Y con sus fierros y fríos nos dicen “Saca la lengua”
¡Sácala por tu amor y tu conciencia!
Como la serpiente más rápida, como la bestia
No sea que por lenta, se acabe toda esperanza
No sea que por lenta, se acabe toda guerra


Mira a tu alrededor con los ojos bien abiertos y los poros bien cerrados
¿Ves a toda esa humanidad?
¿Quién de los miles lleva consigo la muerte?
¡Que levante la mano y se eche para atrás!
Aléjate ser tormentoso, a la luminosidad de la sala
A la fábrica de alivios y dolores
A que te corrompan la carne y todos podamos estar en paz

29 mar. 2009

Retratos: Suicidio

Huele a tierra y lluvia, es un día tormentoso
Y con caminar por el borde del acantilado vez
Un hombre, hecho pedazos, al final
Incrustado en las rocas con sangre que brota
Fresca como el mar

Y piensas, al mirar en sus ojos
En los días de tu vida que corren con prisa
Como equinos hacia el final, del acantilado
Todos juntos, briosos, saltando, asombrados
De poder volar, pero no pueden
Y caen y caen y caen desconsolados
Pues no son pegasos, ni ellos ni tú ni yo

Todos caemos, al final
Hacia el acantilado
Y el mar nos acuna
El sol no se burla
La luna ahí está
Y el aire se va
Y nos dejan
Muertos al final

17 mar. 2009

Ranteo al estilo tango

No dejar de ti ni una gota
Vaciar mi desencanto en tus piernas
En tu mirada frágil ver la oscuridad

Cojerte, y de tus gritos un suspiro
Apenas audible con el retumbar del tango
Y de otros iguales a ti

Romperte, con ojos ciegos y piel bien perfumada
Apoderarme de ti

Ver, mientras estoy contigo, como las vibraciones más delicadas desvían el camino de mi cigarro y el humo toca aquellas luces gastadas, provocándome, atrayéndome a más.

Soñar con todos y soñar con nada
Porque de mi despertar la presión duele
De tu despertar mis colmillos crecen
Y de ambos mueren todos los demás

Muévete a mi compás, dos por dos, te marco el paso si quieres con guías de lazarillo. Te toco porque no existe otra cosa por hacer, no mientras yo sea yo y tú seas tú y ellos estén viendo.

Acércate a mí para que de esta inmundicia de enseñe una o dos cosas útiles. Mira mis manos, ¿vez que hay una pastilla en la izquierda y un cuchillo en la derecha? ¿Cuál deseas más? ¿Cuás es tu posición preferida para hacerlo?

Dejaré ambos a tu alcance
Muy lejos de mí
Para que tú bailes y yo te vea
Para que tú quieras nada y yo te lo niegue todo
Para que cuando no exista más sudor
Y salga a la luz que nunca hubo amor
Te acerques a mí sin ropa, disculpándote
Porque nunca entendiste lo que yo quería
Solo bailar, solo vivir, solo disfrutar de la noche

13 mar. 2009

Rage

Rage
Share
Today at 1:55pm | Edit Note | Delete
¡Imbécil, maldito, criminal!
De las sombras te apareces y nos causas dolor
¿Quién eres hombre de sombras?
¿Porqué te llevas nuestra dignidad?
¿A donde va a parar lo que hemos perdido?

Estupido de ojos rojos
Te concibieron en el infierno para escupirte en la tierra,
¿Porqué no mueres? ¿Porqué no te mato?
Niño perdido, sin rostro, tu hedor provoca miedo en las buenas personas
Tu altura es comparable con tu estupidez.

Te temo sin conocerte porque repudio tus acciones
Te odio sin conocerte porque eso, nunca debió ser
Te condeno a la soledad para que el abismo te trague
y en sus jugos todo tu te disuelvas

Pero no eres solo tú, son todos
¿Quienes te velan con negro? Ellos.
Gigantes del metal más frio
Rastreros deformes, sin viento.
Somos insignificantes ante ustedes
al parecer nada podemos hacer...

Pero si podemos, les daremos rosas
toneladas de rosas rojas con sangre robada
con espinas llenas de veneno y maleficios
y una sonrisa hipócrita
cuando ustedes se sientan complacidos
y una sonrisa verdadera
cuando yo los vea perdidos

4 mar. 2009

Random sobre tu muerte (sin terminar)

Ya son varias las veces en las que imagino tu muerte. En ocasiones me veo parada frente a tu féretro y cuando volteo, todos te lloran menos yo. Otras veces imagino que un amigo tuyo que jamás conocí me habla por teléfono y después de un silencio me dice "Murió".

¿De que maneras?, de muchas. Aveces la historia es que moriste por voluntad propia, pero otras veces alguien hay para inculpar. Cuando eso pasa, además de mis lágrimas de tristeza, de culpa y de menlancolía se suman las de ira, rencor y odio. Mataré a quién te mate con una mueca de loca, así es de simple.

Cuando por fín he completado la obra y me río del dolor inexistente, reconozco que sí te quiero.

Aunque mi cuerpo vaya vagabundo
aunque mi mente sea inestable
aunque mi alma esté perdida
aunque mi corazón péque de grande

Con todo eso y más te aseguro que te quiero y que con dolor velaré tu muerte.

21 feb. 2009

Pequeñas aclaraciones

Yo soy yo siempre pero aquí yo no tengo el nombre que me dieron cuando nací, tengo otro, uno que yo misma elegí.
Yo no soy quien soy por mi nombre pero es importante entender que el nombre es parte de nuestra identidad (o al menos lo es de la mía).
Aquí yo soy Rallen Has ni más ni menos. Para los que me conozcan sepan que no tengo el propósito de esconderme (si así fuera no escribiría nada y ya) pero sí tengo el propósito de jugar abiertamente con mis personalidades. No mencionen quien no soy aquí.
Para los desconocidos,

Rallen Has, mucho gusto.

2 feb. 2009

En algunas ocasiones creo que el mundo se ha acabado para mí. Ya sea porque me dejaste o porque yo te abandoné, el sentimiento es el mismo. Es desilusión, es el soplo de una tristeza que no me toca pero me rodea. Cuando a este cuerpo moribundo se le conceda vida nueva el cuerpo seguirá igual de moribundo.

Piénsalo bien. ¿Cuántas veces tu amor ha regresado su mirar para verte arrodillada? ¿Cuántas veces más lo hará? Hija, amante, hermosa, no te quiero asustar. Quiero ser un árbol y darte sombra y consejo pero imagina que resino en vez de llorar, te quedarías bella y estancada por siempre.

Hombre, tú, cuida a mi niña querida. Acaríciala como al agua tibia y envuélvela en calor. No la dejes volar demasiado alto, no dejes que se arrastre, inmunda. Mejor hazla sustancia y come y ella estará siempre contigo.

23 ene. 2009

Alma mía

Yo creo que no existes alma mía
Yo creo que tampoco hay felicidad verdadera
Pienso que existen los momentos
Que nos hacen olvidar...

de dónde venimos, que tenemos
que hay que hacer aqui
cuantas cosas nos perdemos
por querer creer en tí...

La desilusión sobre aquellos queridos amigos
Es camino fácil y directo
Para olvidar...

de dónde venimos, que tenemos
que hay que hacer aqui
cuantas cosas nos perdemos
por querer creer en tí...

Por favor no me olvides jamás
Recuérdame con el escupitajo al aire
Los brazos levantados maldiciéndote
Y mis ojos llorosos de fuego
Tratando de no olvidar...

de dónde venimos, que tenemos
que hay que hacer aqui
cuantas cosas nos perdemos
por querer creer en tí...

Alma mía

8 ene. 2009

De mi para alguien

Esto lo escribi hace 1 año y medio (creo) para alguien que, de mentiras, me queria y yo no queria. La verdad me di cuenta que ese sentimiento se ha repetido con otras personas no de la misma exacta forma pero parecido. Tuve ganas de ayudar a la persona a quien le escribi esto pero creo que entonces fue muy temprano y ahora es muy tarde.

Más que por obligación, por gusto, soy capaz de abrazarte hasta que te sientas mejor.No importa si muero de inanición, si con mi perdida tú estás bien… entonces adelante, alguien déme una daga que pienso clavármela en el corazón. Prefiero mil veces ser arrastrada por un caudal de cálida sangre a permanecer aquí, inerte y congelada. Si no te fías de mis palabras, no te culpo, pues yo tampoco me fío de ellas, pero confía al menos en el instinto, si es que aquellas píldoras de ilusiones chamuscadas no te lo han dormido para siempre. Mi mente es, cuando te veo, el coliseo con sus leones y gladiadores. Un circo de masacre simultánea donde el tumulto levanta polvo del averno y el espectador lo inhala sin saber, pues está extasiado de sentidos. Aunque agradezco que me aprecies y agradezco que me quieras, a veces pienso en gritarte hasta que mis pulmones se contraigan doloridos, ¿Por qué no me liberas de este amor lastimero? Soy una niña pequeña, con sus dulces y sus vestidos, tan brillantemente vana… me ilumina una falsa imagen de claridad. Tú me descubres, de tal forma que me da miedo y me duele. En tu presencia mis ojos, desde un principio tristes, se opacan de un anhelo prohibido que en mi cobardía soy incapaz de liberar.No me lo digas, aquello que sé bien. Soy para ti vidrio de colores expuesto a la luz, tan bonito, tan brillante, tan mágico y artificial. Me falta la música, aquella de las flautas y los tambores, de las guitarras y los violines. Esa música, ocasionará un eco distante en mi vacío corazón y, como perro de caza olfateando a su presa, mi mente olfateará tu principio y yo bailaré por siempre, feliz al fin por haber visto, sin tu conocimiento, una parte de ti. Ahora las palabras cansadas avanzan despacio por mi lengua y por mis dedos. No hay que te pueda decir que en verdad refleje lo que pienso, menos aún existe algún tipo de comunicación que exprese lo que siento. No importa ya, no me importa nada, sé que estas bien y eso me alivia un poco. Sin embargo, no lo sé, me pregunto si en verdad es correcta esta solución. Has regresado con nuevas cicatrices, mejor sería si fueran visibles, esas, al menos, las puedo besar para que estén mejor. Pero aquellas que nadie ve, ni siquiera creo que tú las veas… son esas las más letales, corroen y succionan la humanidad de tu ser. ¿Qué puedo hacer por ti? Es lo más doloroso que se me ha ocurrido hasta el momento. No puedo hacer nada por ti de la misma manera en que no puedo hacer nada por mi misma. Patéticas bestias que somos, vagamos hambrientas por el mundo, ¡pero no tú! No… tú eres un ángel confundido, arrancaron tus alas cuando visitaste este decadente mundo. Quiero verte y decirte lo mal que has hecho, lo mal que te has portado. Pero, ¿quién soy yo para decirte eso? Nadie, soy nadie y soy nada. Ya no hay nada más que de mi boca sellada pueda escapar, lo he dicho casi todo. Casi, porque jamás lo digo todo, soy incapaz. Ahora sí, me voy y te dejo estas frases que sé no leerás, inconclusas. No importa, no importa nada ya.