16 jul. 2012

Gato


Mientras duermes yo pienso en los tres besos marcados en tu seno. Habían pasado cuatro días ¿cinco quizás? desde que, sin que te invitara,  llegaste a hacerme el amor. Siempre así, sin avisar. Sin decirme dónde estuviste o dónde estarás. Sin hablar casi, solo sonriendo como gato callejero que sabe ganarse a la gente. Así eres tú, gato mañoso y embustero. Ay... y esos besos, ¿de quién huiste antes de llegar aquí?

Y sabes que nadie te puede tocar, ni reclamar o convencer. El verbo te acompaña. A veces desearía nunca haberte conocido, o haber sabido mejor, si te acercas te vas a enamorar, y yo puedo amarte de vuelta. Pero no permanecer, apenas el día que me muera podré permanecer. Quizás.

Tramposa, cruel, pero sabía y sobre aviso no hay engaño. ¿A cuantas personas les has dicho lo mismo? ¿A cuantas más de una vez por si no te entendieron a la primera?

Quisiera comerte ahora, tenerte en mi vientre para saber que eres solo mía. Pero en cuanto despiertes haremos el amor, te irás y ya quién sabe cuándo te vuelva a ver. Entonces mejor solo te miro, aquí, muriendo yo por ti y tú tan inalcanzable aunque pueda tocarte con las manos.

2 jul. 2012

Coplas


A ti estrella del alba
y todas esas cosas hermosas
que se le han dicho a las mujeres
desde hace tanto
para ti canto, alegre
estas coplas:
yo quise quererte como mujer
pero no fuimos suficiente
no así, y lo sabía y lo sabías
y lo sabíamos todos
pero solo un loco
le cierra las puertas al amor
solo un tonto deja de vivir por miedo
porque no es suficientemente listo para saber
que la recompensa, es la vida misma
vivida en la carne
día con día
por uno mismo
no por personas
electrodomésticos
libros
o lo que sea
que no sea uno mismo
y decidimos
jugar el juego
que llamábamos así
para no comprometernos
pero nos comprometimos
y nos casamos
y tuvimos muchos hijos
y tuvimos mucho miedo
y sabíamos por qué
pero no queríamos decirlo
y no lo dijimos
no tuvimos qué
vivimos
y la lluvia
el temblor
la muerte
el dolor
la desdicha
sucedieron
y henos aquí
mudas
sordas
torpes
viviendo cada quien su universo
como rayitos de luz
imaginando quién sabe qué
deseando quién sabe qué más
viviendo casi completamente
casi, excepto
por un puntito
por una mísera fracción
como por decir
la Tierra en el universo
y en ese puntito
alejado
aparentemente solo
vive un calor deseado
desde hace tanto, tanto
ahí, esperando ser descubierto
esperando.

¿Qué va a ser?
¿Qué va a suceder?
Hace tanto que se colocaron las estrellas.
Hace tanto que los hombres
nombran constelaciones que ya pocos recuerdan.
¿Cómo te vas a perder con un GPS?
¿Cómo vas a recordar cuando nacieron las estrellas
si ni siquiera recueras cuando naciste?
Y así podrían pasar años.
años risa
años sombra
años cuando te acuerdas que pasaron
y ya fueron muchos
y ya no van a volver
y dices _¿Qué hubiera pasado?_

Casi casi como ir de compras
como una neurótica
en quién sabe dónde
mordiéndose las uñas
preguntándose qué hubiera pasado
si se compraba los zapatos rojos
_¡Quería los rojos
eran para mí los rojos
solo por pendeja no me los he comprado!_
y en vez de eso se ha comprado
unos azules que no le gustan
y todos dicen que se le ven bien
y ella sabe que se le ven bien
per no es lo que quería
ella quería los rojos.

Y entonces, vivimos todos con zapatos
que se nos ven bien
pero no son los que queríamos
y nos mordemos las uñas
nos jalamos el pelo
nos compramos más zapatos
sin pensar que podríamos
sencillamente
quitárnoslos
ponernos los que nos gustan
intercambiarlos
andar descalzos
andar en zancos
o hacer lo que sea necesario
para estar cómodos, nosotros
porque cada par es único
como cada persona es única
y cada encuentro es único
asique nadie querrá el nuestro
nadie nos va a robar
nadie nos podrá hacer pensar
que lo que sabemos que es
no es cierto.

Así que opino que quizás
deberíamos dejar de defendernos
darnos cuenta que quizás
no hay ningún ejército aguardando
tan sólo el viento helado de invierno
esperando atravesarnos los huesos
quizás darnos un resfriado
y suceder
como todo lo demás ha estado sucediendo
igual, casi igual pero diferente
como ahora
que es casi igual que entonces
pero diferente
porque queremos que sea ahora.

Todo esto creo
está lejos de ser una copla
pero queda en la memoria
tuya, para ti
como este intento
que si creo, fracasó
chingados no me importa
porque ese no era el punto
y por alguna razón
la nebulosa se desenreda
pero yo sigo, no me importa
porque te digo que no era el punto
sino decirte, cantando
todo lo que te he dicho ahora.

23 jun. 2012

Ideas

Amo la sensación de ideas en la mente casi tanto como amo la sensación de sentimientos, y amo sobre todo cuando estas fluyen de la mente al objeto tangible porque provocan un sentimiento increíblemente placentero.

26 may. 2012

Nocturno a Sunny Savoy


A raíz de Ciclos de almas, coreografía en el XXVII Encuentro Metropolitano de Danza Contemporánea.

[Mientras veía y al terminar sentí las ansias de cantar por ustedes bailarinas pero los versos no fluían. Dormí y desperté a las tres de la mañana, ahora son casi las siete y aquí les presento mi ofrenda y mi regalo. Gracias por las bailarinas y por la danza.]


Nota: no sabía que Sunny Savoy es una persona, qué hermoso entonces, gracias Sunny por tan bonita expresión, fue un placer inmenso presenciarla.
____________________________________________

Nocturno a Sunny Savoy
Especialmente a una de sus bailarinas que aún no sé cómo se llama

Cuatro cuerpos sensuales en escenario
¡luces! comienza la música
es tu turno bailarina, baila

Entre vueltas y lances
creo descubrir la raya blanca de tu seno
quítate la blusa
no imagino el color de tus pechos

Entre ritmo y vibraciones
avanzan invisibles
gusanos de posibilidad
¿Cómo te llamas?
¿Cuántos años tienes?
¿Dónde puedo encontrarte?

La fantasía compañera
de todos los espectáculos
amiga y consejera
antes, en la butaca a mi lado
susurraba secretos tuyos

Cada paso un regalo finito
el universo en un segundo
tú, de punta a punta
tú y las demás
el movimiento
la música
el aire
el público

Una obra de arte
arte del instante que ya pasa
rápido, otra serie
dos
tres
cuatro

Estoy absorta, palpitante
pendiente de cada vibración
del largo letargo de sus piernas
de sus rostros al aire
sus cuerpos ligeros, idílicos
absorta en sus ritos de ave
perdida
enamorada
desfalleciente
y sobra todas
tú, bailarina-felino
como león joven
sobre todo en ti
a ti
para ti
contigo
no
el espectáculo
el arte
el amor

El universo existe donde mis ojos te ven
ambos escurren como el tiempo
que tu cuerpo conoce de memoria

Termina, reanuda, palpito
siguen moviéndose
serie de hermosas fotografías
diosas de oriente
cuando bajaron de la luna
envueltas en sedas blancas
bailando
jugando
riendo
serie de sueños para el pescador de ilusiones
que dejó de ver el agua turbia
y miró alto

Alto como te miro
altas como sus alas
como tu cuerpo todo bailarina
dibujando en el aire
vapores espesos de esperanza
de sueño inconcreto
de sustancia dulce-amarga
como la conciencia
de saber
que el universo se prende y se apaga.

20 may. 2012

Sola


Se acabó la película y nadie entendió qué pasó. Algunos permanecieron hasta después de los créditos esperando el final sorpresa que explicara todo. Nunca llegó. Me quedé sola. Pensé que había venido con alguien, que veríamos juntas la película y después iríamos a cenar o por un café, pero me di cuenta que estaba sola, en una sala de cine vacía, frente a una pantalla negra. Quisiera recordar de qué trataba la película. En algunas partes me había reído, por eso pensé que estaba con alguien. Sentí que se reía conmigo. Pensé que estaba ahí con alguien que también estaba conmigo, pero se acabó la película y ni yo ni nadie supimos qué pasó. Sólo me di cuenta que estaba ahí y que estaba sola. 

11 abr. 2012

56


Buscaba la mejor manera para matarse. Qué desgracia, la tragedia toca puertas en cualquier familia a cualquier persona. No hay dios por culpar, no hay objeción. Todo es vacío y perfecto. Le preguntan por qué lo hace, contesta que le aterra poder ser tan feliz. Vivir es abrumador, sentir la euforia de los acontecimientos. Llenarse como pila de agua con mares, plata, flores, vicios. Trascender las capacidades físicas, moverse en equilibrio, presentar todas las máscaras necesarias. Como en un juego. Ligero, alegre, perfecto. Es un gran juego, es demasiado placentero, aterrador. Demasiado bueno para ser verdad.

_Me dijeron que era pésima, desde que nací me lo han dicho. Me engañaron y ni siquiera se dan cuenta. Me dijeron que era pésima, me han engañado y no se dan cuenta. Mientras, yo me muero de asco porque no puedo creerme. No me caben sus máscaras pero sin máscaras me siento fea. Me han engañado. Me juraron que era pésima._

Da miedo verla. A mediodía está como anestesiada. Su parálisis lo interrumpe uno que otro sollozo. Salen muy apenas, ligeros como suspiros. Su procedencia casi imperceptible pareciera un incoloro vacío como el fin de todos los caminos. No puede sentir tristeza. No puede llegar a comprender. Eso piensa y huye. Es demasiado grave la realidad, 9.8m/s impuestos por una fuerza que se siente, pero que puede ser torcida. Ya ni recuerda qué significan la "m" y la "s". Es muy amable con la naturaleza. 

La vida no vale nada, no vale nada la vida.
Por qué le quieren encontrar valor a todo. O vale o no vale. Exactamente qué determina si vale, lo material, lo emocional, el conjunto de características experiencias y virtudes que acumula una persona a lo largo de su vida, su reconocimiento personal, el reconocimiento de otros, paz y equilibrio mental. Por todos lados estamos observando a ver si la vida de equis o ye individuo vale, si es mejor o peor que la de uno. Ah yo no estoy tan mal porque él es igual o peor. Todo es un constante reflejo de lo externo, todo nos mancha, somos el lienzo de unas manos artísticas sin cuerpo. Puras manos. ¿Por qué nosotros no somos reflexivos? 

1 abr. 2012

Me voy a comprar un masajeador de nalgas


Espero que ya se haya inventado. Siempre quise que mi novia me diera un buen masaje, en todo el cuerpo no sólo en las nalgas pero en estos momentos si me toco en no sé qué músculo El nomeacuerdoquémúsculo. Ella sí se acordaría. Pinches doctores sabelotodos siento un dolor placentero que no quiero. Del cuál quiero huir. Claro, esa es la excusa perfecta para que te sometan. Pues sí. Pero a la verga pinches doctores, pinches viejas, pinche gente, pinche mundo. Todos váyanse a la verga. Yo me voy a comprar mi masajeador de nalgas. Que más vale que ya hayan inventado. Ojalá. Por favor. O mejor, si tuviera dinero investigaría dónde venden esclavos. Ayer me dijeron "no sé qué wei, no sé qué órganos,no sé qué", y se trajo dos filipinos. Pero el wei es de lana. Qué hueva que gente clasemediera no pueda comprarse esclavos. Debería poder encontrase una manera para que sea ético y posible, así no sería ilegal, así no sería tan caro. Principios económicos mami, o algo así o no sé, no me acuerdo pero algo así era. Yo sé, todo depende del enfoque. A lo mejor un joven mancebo de catorce, dieciséis años ya no quiere vivir en donde vive, porque Filipinas o no sé dónde está más de la verga que quizás algún otro lugar entre menos jodido mejor. A lo mejor le parecería sexy la idea de ser contratado por una señorita mexicana para proporcionarse placer mútuamente bajo la única condición de jugar con las reglas de ella. Es más que no sea esclavo (aunque la idea me gusta más) que sea "sirviente bajo contrato". Si no le gustan mis reglas, lo libero ah pero entonces puede ser que se escape… no, bueno, no. Entonces todo eso no. Me voy a comprar un pinche esclavo. No es cierto. Voy a preguntar. No es cierto. Un mancebo rico que me masajeé las nalgas, me lo quedo hasta que me deje de gustar y lo libero. Le conviene, mucho sexo y libertad asegurada luego de una placentera retribución. Obvio lo pondré en forma, bien vestido, perfumado. Quizás no tenga dinero para pagarle educación pero libros sobran, el arte no falta, el interés científico tampoco. Vaya, ¿a quién no le convendría ser mi esclavo? Que buena persona soy. Pinche mundo satanizando mi filantropía. La necesidad de un buen masaje y cuántos beneficios. Pero no, se lo pierden. Váyanse todos a la verga. Y yo, chingadamadre también porque me quedo con las ganas. Pinches viejas, pinche gente pendeja. 

1 mar. 2012

El tiempo


Gotas atravesadas por lanzas de luz cansada
esferas cíclicas
como entrañas desfloradas.

Eco
del infiel deseo
en un cuarto-terremoto
el cacto-corazón palpita
como mediodía 
fresco y ardiente 
en la oscuridad.

¿Recuerdas Roma?
¿Recuerdas las golondrinas?
¿Cómo surcaban el cielo rojo de gladiadores?
¿Cómo comían cacto en la arena
y embestían con armaduras 
claroscuras como el horizonte?
Rajan la conciencia que las evoca.
La conciencia quejumbrosa en el carnaval
donde el payaso te mira y llora:

_¿Qué haces? 
No te acerques
no hagas nada paloma.
El circo es para divertirse
tan normal reírse al revés._

Muerte
mujer bella
dueles como mujer bella
en la cruz te echaron piedras
quisiste dar la otra mejilla
pero ya había sido tomada.

Vida
Caín de la muerte
Caín sin culpa
porque naciste sin palabras
pareces blanca paloma.
¿Cómo no llorarte
si te siento tan lejos
si te veo como nube blanca
confusa entre mis huesos
como si una fiebre me cubriese?

Circula el tiempo
cual lenta locomotora
constante en carrera al fin
un fin
cualquier fin
y la neblina descubierta por su faro
es la sustancia de los sueños
como la luna
indescifrable. 

18 feb. 2012

Sin título

Las auras predicen la catástrofe. En tornado de símbolos el ojo del poeta se distrae y al regresar ha perdido la imagen pero no el recuerdo, ni el miedo, ni la vibración. Piensa en su ciudad, en la ironía, en la necesidad de medir y valorar todo, en cómo todo es nada y cómo nada es perfecto sin medidas ni valoraciones.
Días después el poeta, olvidada su reflexión, mide y valora con estridentes aires sabiondos. Le da a la coquetería, a la vanidad. Cambia su pupila atenta al vuelo de las auras por una pesantez exhorbitante parecida a un deseo mendigo y acuoso como el hambre. Ha decidido no ver. Cambia la profecía por placer ilusorio como quien cambia una daga por sedosas mantas. Está perdido el poeta, lo estuvo desde el principio porque desde entonces, sin saberlo, decidió no ver.

14 ene. 2012

Breve descripción de un instante amatorio


 En la eléctrica negrura se estremecen como despertando estalagmitas de vapores. Como el celeste de tu carne y el rosado de mi aliento; como gráfica audiovisual de ondas y pulsaciones; el siseo, el pulular atormentadamente sordo. La agitación, los suspiros, el anhelo; intensos como el mar. Sofocados como un mar sofocado en un vaso de agua, quebrantados entre los dedos como las olas por las rocas. Silencio. Se levanta el telón y el universo en un cuerpo vibrante tras dos ojos castaños, sombríos, cegados en el instante amatorio, mágicos como la entrada de los ladrones, blancuzcos, a veces casi invisibles pero siempre dilatados, inmensos como las lunas de octubre, oscuros como el firmamento cuando regreso y recuerdo dónde estoy y lo rápido que pasa el tiempo.