5 jun. 2011

Espera


Un cuarto para las tres y en la estación Cuauhtémoc una mujer espera. Mira como ciega a las personas del andén. Se estremece poquito cada vez que el metro llega. Espera, espera. Los ve partir; nadie.

Escucha el susurro de la gente y a lo lejos la ciudad, los carros, el aire. Cuando llega un nuevo grupo de gente,  en manada  van escaleras abajo y el aire se vuelve más pesado, más caliente. Espera, espera; la tres.

Contempla sus manos, sus uñas. Roza las yemas de los dedos con las palmas de las manos quedito, con cuidado. Se concentra. De pronto el silbato la distrae.  Espera, llega, se va; ahora él la está mirando. Le sonríe, le hace una seña, la esperará abajo.

Ella está a punto de seguirlo cuando de pronto escucha un nuevo silbatazo, se estremece y voltea. Ahora, por su lado, se aproxima. Ella lo observa, lo ve acercarse. Cada vez más grande, más rápido, parece como si se ensanchara cuando penetra en la estación.
Abajo él la espera; ella se ríe. Las puertas se abren, un nuevo grupo de gente. Baja con ellos; calor.

__Quizás ese hombre tenía razón__  piensa, __sí hay sexo en todo.__
Se va.

2 comentarios:

  1. En donde estoy ahora son las 5 am, pensaba dormir temprano, pero no lo logré. Y no sé como llegué aquí, pero he pasado toda la noche leyendo tus escritos. Tienes demasiado talento. Me recuerdas a una vieja amiga que hace mucho tiempo que no veo, pero que ocupa un lugar muy importante en mi corazón.
    Realmente me parece interesante haber encontrado este blog tan pocos días después de que hayas escrito esta publicación, ya que al parecer llevabas un año sin publicar nada aquí.
    Mis mejores deseos para ti, que tu vida esté repleta de belleza, y tus ojos siempre preparados para apreciarla. Ah... y nunca dejes de escribir :D

    Marcelo

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Marcelo. Significa mucho para mi saber que me leen y que aprecian lo que escribo, es muy gratificante sobre todo cuando es un anónimo como tú, porque sin necesidad ni compromiso me has leído y te he gustado, de verdad muchas gracias :)

    Ojalá te encuentres con muchas otras personas que escriban y que si te gustan se los hagas saber, de hacerlo estarías regalando instantes de felicidad, y eso es muy hermoso.

    Gracias por tus buenos deseos, yo te deseo lo mismo y más. Sigue leyendo y disfrutando de la vida, ojalá que si padeces de insomnio, éste no te pese demasiado.

    De nuevo gracias por tu comentario.

    Sé feliz, ciao :)

    ResponderEliminar